5G ¿realmente interfiere en los aviones?

Ya hemos hablado varias veces de lo que la tecnología del 5G representa a nivel social y técnico para todos los ámbitos de nuestra vida. Pero lo cierto es que en algunos países como España al 5G todavía le queda un tiempo para afianzarse y, ahora, parece que surgen problemas con las compañías aéreas. Veamos qué hay de cierto en esto.

En teoría, este pasado 5 de enero estaba previsto que el 5G llegara masivamente a varios países. Sin embargo, algunas de las más importantes compañías de telecomunicaciones estadounidenses ha decidido retrasar, en principio dos semanas, la implementación de esta tecnología.

Es más, hace apenas un par de días, varías compañías (Emirates, ANA, Japan Airlines y Air India) anunciaron que cancelaban sus vuelos a EE.UU. hasta nuevo aviso dando como razón que el amplio despliegue actual de la conectividad 5G en aquel país podría interferir en los instrumentos de sus aviones.

Un poco de charla técnica para ponernos en situación

¿Por qué estos retrasos y anulaciones? Desde varios departamentos de diferentes países, como la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos por ejemplo, se ha comunicado que actualmente existen dudas sobre si el 5G puede afectar a algunos instrumentos clave de los aviones. Se teme quelas nuevas frecuencias utilizadas estén demasiado cerca a las que los radares altímetros utilizan (los que miden la distancia entre el suelo y el avión).

5G aviones

El 5G utiliza la Banda C, más exactamente entre el rango de 3,7 a 3,98 GHz, mientras que los altímetros utilizan el rango de 4,2 a 4,4 gigahercios (según Forbes). Aunque existen algunas compañías fuera de estos rangos, como es el caso de T-Mobile, que se encuentra en 2,2 GHz.

Las grandes compañías tecnológicas del sector de comunicaciones inalámbricas sostiene que las diferencias de frecuencia son suficiente para evitar las interferencias. De hecho, AT&T y Verizon Communications Inc ignoraron una solicitud del gobierno estadounidense para que retrasaran la activación de los nuevos servicios 5G cerca de los aeropuertos.

Como vemos, no es todo el espectro de 5G y parece que, efectivamente, hay distancia suficiente entre estos rangos. sin embargo, la característica más importante del 5G es su capacidad para transmitir grandes volúmenes de datos, y eso es lo que temen las empresas aeronáuticas. De hecho, hasta ahora en los aviones la televisión se veía a través de este canal, pero la transmisión de datos no es tan grande en estos casos como se espera que sea cuando el 5G esté activo totalmente.

Pero ¿existe o no existe ese problema realmente?

Respuesta corta: no hay motivos para temer que esto ocurra. Pero las aeronáuticas quieren ser precavidas.

Desde «5G y seguridad aérea» afirman que «casi 40 países ya usan 5G en la banda C, sin impacto en la aviación«. Pero el caso es que la Federal Communications Commision de EE.UU. no está convencida incluso después de llevar tres años estudiando este tema.

Entre los espectros utilizados por los altímetros y el 5G existen 220 MHz de espacio libre. Existen también diferentes normas y restricciones para configurar las torres 5G cerca de aeropuertos. Es decir, los aviones que dispongan de un altímetro moderno no deberían tener ninguna interferencia.

Pero, como nos podemos imaginar, una gran parte de la flota mundial de aviones no lleva instalado un altímetro moderno. Tanto las compañías aeronáuticas como las de tecnología inalámbrica están de acuerdo en un hecho: algunos altímetros se ven afectados por señales fuera de las bandas de espectro previstas. Esto, que es claramente un error, un aviso de mal funcionamiento, no era ningún problema hasta ahora, que el 5G debe ser «conectado».

Como no se sabe cuántos altímetros pueden ser «defectuosos» y cómo responderán al tráfico masivo en 5G, y ya que tan solo un accidente sería algo sumamente trágico, es lógico que las compañías aéreas estén preocupadas. Para la FCC y la industria inalámbrica la solución sería cambiar estos altímetros por otros más modernos… algo que debería haberse empezado a implantar desde que en 2019 comenzó la reglamentación sobre la Banda C, y que no se ha hecho.

Las consecuencias de esta «Guerra del 5G»

Ya hemos visto una: anulaciones de vuelos «hasta nuevo aviso». Airlines for America declaró que «“Sin las mitigaciones adecuadas, el despliegue de 5G en los aeropuertos podría interrumpir hasta 345.000 vuelos de pasajeros, lo que afectaría a 32 millones de viajeros, además de 5.400 vuelos de carga cada año en forma de retrasos, desvíos o cancelaciones» con un coste de 2,1 millones de dólares americanos, según Bloomberg.

Por su parte, las compañías inalámbricas advierten que no seguir con el calendario previsto de activación del 5G podría perjudicar a millones de clientes de tecnología móvil. De hecho, ya hace tiempo que existen smartphones con 5G y hay torres de telefonía que pueden enviar esa señal, ahora todo lo que falta por hacer es encender esa torres, momento en el cual la banda C estará mucho más ocupada por el tránsito de datos.

Otra consecuencia es, a la vez, el motivo por el que las compañías telefónicas no dan más tiempo a las aeronáuticas: existe un gran número de smartphones «esperando» a poder conectarse a 5G (actualmente ya existe algo de capacidad 5G pero no en la banda C, por lo que no están rindiendo como se espera). Son muchos los usuarios que, al comprar un nuevo teléfono, queremos que esté preparado para esta nueva conexión.

5G aviones

Además, en algunos países (y no me refiero al Tercer Mundo precisamente), este mismo año se pretenden cerrar las redes 3G… y todo ese público y ese tráfico de datos debe «moverse» a otro espectro. Y, como sabemos, todas las compañías llevan meses publicitando su red 5G para atraer clientes.

En resumen, unos velan por sus intereses y otros no han hecho «los deberes», así que al final no hay nada resuelto en firme y debemos esperar las resoluciones de las instituciones.

Un comentario en «5G ¿realmente interfiere en los aviones?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.