‘C’est la vie’, tragicomedia francesa como la vida misma

Hoy se estrena en nuestro país la última película de los directores de “Intocable” y “Samba” Eric Toledano Olivier Nakache. Nominada a a los Goya en la categoría de Mejor Película Europea, C’est la vie! clausuró la pasada edición del Festival de Toronto y participó en la Sección Oficial de la 65ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Max ha organizado cientos de bodas durante años y ahora prepara una boda de lujo en un Chateau francés del siglo XVII. Ha coordinado todo para que la celebración sea un éxito: camareros, orquesta, menú, disc jockey, decoración floral…Pero el resultado pende de un hilo y cada momento de felicidad y emoción puede convertirse en desastre o caos.

Producida por QUAD y Gaumont, C’est la vie! cuenta con un reparto coral compuesto por Jean-Pierre Bacri (“Como una imagen”, “Como en las mejores familias”), ganador de un premio César en 1997 como actor secundario por su papel en “On connaît la chanson”, el popular actor francés Gilles Lellouche (“Pequeñas mentiras sin importancia”), la actriz canadiense Suzanne Clément (“Mommy”, “Laurence Anyways”) y Jean-Paul Rouve (“La vida en rosa”), entre muchos otros.
'C'est la vie', tragicomedia francesa como la vida misma”C’est la vie’ es, como dice su título un trocito de la vida, un día cualquiera en la vida de un grupo de personas alrededor de una boda: organizarla, afrontar los problemas que surgen y esquivar los problemas personales entre ellos. Que los directores hayan elegido un banquete de boda y todo lo que la rodea no ha sido casualidad. Las bodas son como el teatro, en el que cada detalle se ensaya y escenifica: el decorado, la música, el acompañamiento… Y como se suele decir, el teatro es como la vida. De hecho, su titulo original es realmente ‘Le sens de la Fête’, El sentido de la fiesta. La originalidad estriba es que esta vez vemos todo desde bastidores, desde los ojos de los trabajadores que están antes, durante y después de la celebración. Para ellos, todo lo organizado no es más que un día de trabajo cualquiera.
Tolédano y Nakache, guionistas y directores, nos ofrecen una película tierna y sensible, un pequeño trozo de la vida más cotidiana en la que podremos ver las peripecias de un grupo de gente de lo más normal (algunos tal vez algo más torpes de lo normal), donde la ley de Murphy se cumple a rajatabla y todo lo que puede salir mal, sale mal.
Tenemos varios arquetipos ligeramente caraturizados pero, en general, son personas normales a los que les pasan cosas normales. Una historia coral en la que, por fuerza, nos sentiremos identificados en algún momento o personaje.
'C'est la vie', tragicomedia francesa como la vida misma
En resumen, ‘C’est la vie’ es una comedia amable, sin muchas pretensiones y, como la vida misma, con un ligero sabor amargo. Saldremos del cine con una sonrisa, y eso ya es decir mucho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: