Hackean un vibrador

Efectivamente, como acabas de leer. Han hackeado un vibrador, más específicamente el Siime Eye de Svakom, un vibrador con cámara.

Una compañía inglesa de seguridad informática, Pen Test Partners, encontró un error de lo más tonto en este dispositivo: la contraseña que viene configurada por defecto es 88888888 (como en muchísimos dispositivos).

Para ser justos, el verdadero culpable sería el cliente que ha comprado este vibrador, ya que es obligación de todos nosotros cambiar la contraseña nada más adquirir cualquier producto informático.

Realmente, como el Siime Eye sólo se conecta por WiFi, deberías estar dentro del radio de acción de la señal y conectarte al punto de acceso pero apuesto que la persona que no cambia la contraseña del vibrador tampoco ha cambiado la contraseña del router que le ha facilitado su proveedor de telefonía, por lo que no sería nada difícil “hackear” esta red, conectarse y poder ver por streming todo lo que el Siime Eye pueda ver.

Porque esto es lo que a mí, verdaderamente, se me escapa… ¿para qué poner una cámara en un vibrador? ¿Para grabar tu verdadero interior?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: