¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

La historia del chocolate caliente es verdaderamente fascinante. Tanto si te gusta dulce, como especiado, grueso, fino o cubierto de queso, profundizar en su historia te llevará por todo el mundo. ¿Nos tomamos un buen chocolate caliente juntos? Booking.com nos ofrece una variada selección para que podamos conocerlos viajando.

Ecuador

¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

Se dice que los mayas inventaron el chocolate caliente, aunque su receta era muchísimo más especiada y amarga en comparación con las que se sirven hoy en día. Curiosamente, el chocolate también tiene su origen en la cuna de otra antigua civilización de Sudamérica: entre el legado que los incas dejaron en Ecuador se encuentra el chocolate caliente típico del país, a veces coronado con queso por encima.

Para probar tanto la versión tradicional como la actual, te recomendamos que visites Cacaro & Cacao en la ciudad de Quito, una tiendecita de café y chocolate que hace las veces de museo no oficial de la historia del chocolate caliente. Además, puedes dormir muy cerca en Casa Joaquín Boutique Hotel.

España

¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

A principios del siglo XVII, el chocolate era la bebida de moda entre la aristocracia española y su popularidad sigue vigente en el siglo XXI. En España, todavía hay mucha gente que sigue eligiendo para desayunar un chocolate a la taza bien espeso (tanto que casi se puede untar) acompañado de unos churros.

Muchos coinciden en que uno de los mejores y más intensos chocolates calientes de España se sirve en La Rambla de Barcelona. Lo puedes tomar en churrerías en la calle o en sus cafeterías. Si te tomas una taza de más, tienes muy cerca el InLoft apartments.

Jamaica

¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

El chocolate caliente se extendió enseguida por Europa tras el descubrimiento de América. Sin embargo, no solo llegó del sur de esta región. A finales del siglo XVII, Hans Sloane estuvo en Jamaica y se enamoró del método que utilizaban en las Islas del Caribe para hacer chocolate caliente. La mezcla consistía en cacao puro con agua caliente, aunque Sloane añadió leche caliente antes de presentarlo ante la aristocracia de Inglaterra.

Alrededor de 1797, el chocolate caliente procedente de Jamaica se había labrado una distinguida reputación, tanto que era conocida como “la bebida de los dioses”. Descubre el sitio donde se originó está bebida celestial y disfruta de una semana dulce en el bucólico Goblin Hill Villas.

Países Bajos

¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

El polvo de cacao se empezó a producir de forma masiva en Holanda en 1892. Fue entonces cuando se empezó a transformar en sólido para dar lugar a las primeras tabletas de chocolate. A los holandeses les encanta el chocolate en todas sus variedades, en Ámsterdam se encuentra Chocolátl, que ellos mismos denominan “la galería del chocolate”.

Ve a uno de los “chocolabs” que se organizan en esta tienda y prueba un chocolate a la taza (chocolademelk) para entrar en calor mientras paseas por el centro. También puedes darte un capricho alojándote en el DoubleTree Sky Lounge.

México

¡La historia más dulce jamás contada! El origen del chocolate

El chocolate caliente se disfruta combinándolo de distintas formas por todo México, y se suele vender en trozos redondos o en forma de rombo. Estos trozos se disuelven en agua, leche o nata caliente y se mezclan bien antes de espolvorearlo con más chocolate, canela, vainilla o chile.

En El Moro, en Ciudad de México, puedes probar uno de los mejores chocolates calientes del país. Esta churrería se fundó en 1935 y abre las 24 horas. Así que puedes dar rienda a suelta a tus antojos de chocolate siempre que quieras y, después, soñar con otros nuevos en el Gran Hotel Ciudad de México.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: