No eres Spiderman… ¡y lo sabes!

“Quiero ser un héroe” decía una canción. Y eso es lo que casi todos querríamos, tener superpoderes con los que enfrentarnos a los villanos: Superman, Flash o Spiderman. Pero ¿sería posible?

Pues parece que no, según ha revelado un estudio publicado recientemente por la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), porque nuestro organismo no está preparado para esos poderes.

Si tuviéramos que trepar por las paredes como hace Spiderman deberíamos tener el cuerpo cubierto en un 40% de almohadillas adhesivas, como algunos lagartos, o tener un pie “algo” más grande… deberíamos calzar un número 145 para poder “andar” por las paredes.

Según este estudio, entre los diferentes animales escaladores que conocemos (ácaros, arañas, reptiles) el porcentaje de superficie de su cuerpo que está cubierto por almohadillas va aumentando progresivamente para resistir su peso.

Por ejemplo, los ácaros utilizan 200 veces menos superficie corporal para las almohadillas que los geckos, los mayores escaladores conocidos, pero llegaría un momento en que esta proporción sería insostenible.

Por eso los animales más grandes desarrollaron otros métodos como garras y dedos en los pies para poder subir. Si los humanos quisiéramos subir como Spiderman, deberíamos tener un 40% de nuestra superficie (total) forrada de estas almohadillas, o un 80% si sólo hablamos de la parte delantera del cuerpo.

El objetivo de este estudio es que de sus conclusiones podamos desarrollar nuevos adhesivos a gran escala. De hecho, Spiderman quiso vender la fórmula de su telaraña en uno de sus cómics. Como vemos, la crisis también llega a los superhéroes.

0 comentarios sobre “No eres Spiderman… ¡y lo sabes!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: