¿Quieres un San Valentín diferente? Pídeselo al Asistente de Google

Tanto si crees en San Valentín, como si eres un escéptico del Amor, hay muchas maneras de celebrar el día de San Valentín: un viaje junto a tu ser amado, regalos (bombones, flores, libros…). En cualquier caso siempre podemos pedir ayuda al Asistente de Google

¿Quieres que te de ideas para celebrarlo? ¿consejos sobre qué regalar? O, mejor aún, conocer historias de amor. El Asistente de Google nos puede echar una mano (o “una voz”). Tan solo le tenemos que preguntar cosas como:

OK Google, ¿te gustaría pasar San Valentín conmigo?

OK Google, ¿qué puedo hacer en San Valentín?

OK Google, cuéntame una historia de amor

Incluso si odiamos esta festividad, Google nos ayuda con respuestas ingeniosas. Atreveos y preguntad:

OK Google, estoy soltero o estoy soltera

OK Google, odio San Valentín

OK Google, ¿te gusta San Valentín?

OK Google, dime qué es el amor

¿Quieres un San Valentín diferente? Pídeselo al Asistente de Google

 

Pero, lo que el Asistente de Google hace mejor es, sin duda, asistirnos (guiño guiño) para que no nos olvidemos de cosas importantes:

OK Google, recuérdame reservar en un restaurante romántico

OK Google, recuérdame comprar un regalo

OK Google, llama a la floristería más cercana

OK Google, ¿dónde está la floristería más cercana?

Pues eso, Feliz San Valentín (o no).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: