Rocketman: el éxito es solitario

Este fin de semana ha llegado a nuestras pantallas el esperado biopic sobre Elton John, uno de los cantantes más importantes de los últimos tiempos.

Una biografía típica y atípica

Como ocurre en la inmensa mayoría de estas biografías, hechas con el beneplácito del biografiado, es un retrato amable en su mayor parte porque, aunque muestra algunas “sombras”, la imagen que nos dan de Elton John es, finalmente, muy agradable.

Rocketman: el éxito es solitario

 Tras un breve prólogo que nos muestra velozmente los demonios internos del adulto cantante, viajamos en seguida a una línea argumental cronológica, donde se nos presenta al niño Elton (nacido Reginald Kenneth Dwight) y su dura infancia.

Junto a su familia, con un claro déficit de amor (al menos en esta versión), se nos presenta al niño poco menos que un genio del piano, con una memoria auditiva prodigiosa. Pronto llegamos a su adolescencia donde sus inquietudes le harán irse convirtiendo, poco a poco, en el cantante que conocemos hoy.

Sus amistades, sus amores, sus filias y sus fobias se verán reflejadas en esta película dirigida por Dexter Flecher, con la que es su cuarta película como director. El guión es de Lee Hall, guionista y compositor, al que conocemos por ejemplo por Billy Elliot o War Horse.

Una biografía fantástica de un artista fantástico

Aquí entramos en la parte “atípica”. La historia está contada, como decimos, con un lógico orden cronológico en su mayor parte, pero con unos geniales toques fantásticos que le dan cierta originalidad (al menos con respecto a todas las obras más o menos recientes).

Rocketman: el éxito es solitario

Ensoñaciones del protagonista, vuelos de su mente, etc. sorprenden desde el primer momento al espectador para “agitarle” y dejar de lado una biografía convencional.

Estas escenas “fantásticas” no son muchas, pero son lo suficientemente ricas visualmente como para hacer que prestemos más atención, enriqueciendo la experiencia y dejando así de ser una simple biografía ¿tendrá algo que ver el tema que ha dado título a esta película?

Una biografía musical

En Rocketman han optado, de forma muy inteligente en mi opinión, por utilizar las canciones de Elton John no solo como vehículo de su arte, que también, sino para ir dando pasos en la trama, utilizando las letras de estas canciones como parte intrínseca del argumento: sus alegrías, sus penas, su soledad… todo está reflejado en estos temas.

Rocketman: el éxito es solitario

Esto también hace que los autores hayan decidido cambiar el orden cronológico de las canciones para adecuarlas a las necesidades de la historia. Es decir, las canciones no aparecen en la película en el año que fueron creadas, si no más bien cuando el tema de la canción encaja con lo que cuenta la trama. Es como si nos contaran la vida de Elton a través de su obra.

Rocketman: el éxito es solitario

Temas que, por cierto, no están cantados por el mismo Elton. Al contrario, el protagonista Taron Egerton es el encargado de interpretar, en todos los sentidos, al cantante. Este joven actor llevaba pocos trabajos cuando se hizo popular con Kingsman (2014), donde para su desgracia era eclipsado por monstruos de la talla de Colin Firth o Mark Strong.

Egerton ya nos mostró sus dotes musicales poniendo voz a un personaje en la divertida película animada Canta (¡Sing! 2016), pero aquí no solo canta, sino que tiene que dar vida al excéntrico y fabuloso Elton John, lo que hace de forma notable, llegando a convertirse en él, de forma casi camaleónica.

Rocketman: el éxito es solitario

A Egerton le acompañan actores como Jamie Bell, Richard Madden, Bryce Dallas Howard o tom Bennet por citar a unos cuantos, que cumplen su cometido de acompañar al protagonista absoluto de la obra.

En resumen, Rocketman es una película muy recomendable, no solo para los fans de Elton John, si no para todos: encontraremos buena música, buenas interpretaciones y una vida desconocida (aunque algo edulcorada, creo) de un gran músico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: