… Un mes agitado, pero no revuelto

El primer mes del año agoniza y esto no ha hecho más que comenzar. Tras una semana llena de actividad y eventos toca reflexionar un poco ¿me acompañas?

En la entrada anterior decía que hablaría de mi trabajo como Freelance Writer o, lo que es lo mismo, blogger. En vez de aburriros con los sitios donde escribo, os aburriré (mucho menos, espero) con una panorámica de este mes de enero:

Nada más pasar la fiesta de Reyes Magos, y casi sin tiempo para jugar con los regalos, empezaron los “bolos”: Con un ojo puesto en el CES de Las Vegas, el día 8 Sony Pictures nos llevó a los periodistas cinematográficos a ver la última película de David Ayer y Brad Pitt, “Corazones de Acero”: tanques en la Segunda Guerra Mundial (como escenario, porque la trama es sobre los personajes). Pero la cosa no quedó ahí, ya que nos regalaron una gran experiencia: visitar (y disfrutar) de verdaderos tanques en la Brigada acorazada de El Goloso.

Corazones de acero

La tercera semana de enero comenzamos con otro pase de prensa, esta vez un documental sobre el sacrificio que realizan niños de todo el mundo para poder asistir al colegio, “Camino a la escuela”. Muy recomendable. Y, para acabar la semana, otro pase, “La conspiración de silencio“, sobre los hechos que llevaron a unos jóvenes fiscales alemanes a llevar ante los tribunales a algunos criminales nazis, dando lugar al juicio de Nuremberg. Que los alemanes de los años 50 desconocieran totalmente qué eran campos como Auschwitz dice mucho del ser humano contemporáneo, que prefiere mirar a otro lado en pos de una “transición pacífica”. ¿No os suena a algo cercano?

Pero no todo iba a ser cine, como hombre renacentista que pretendo ser mis intereses son varios y diversos. El viernes 16 asistí a unas interesantes charlas sobre financiación desde dos puntos de vista totalmente diferentes: la más típica de buscar financiadores profesionales (con sus pros y sus contras) o la (ahora) conocida como bootstrapping, es decir, trampear, buscar algo de dinero por cualquier método (legal, claro). La tarde se coronó con una provechosa reunión de trabajo (¡la primera!) de Wimit-International. Breve, concisa pero enormemente rica. Espero fervientemente la segunda.

Pero fue la cuarta semana cuando explotó totalmente la actividad. El lunes comenzamos con una breve pero intensa sesión de entrenamiento de Hootsuite. Luego, por la tarde, grabamos un buen podcast de La Casa de El sobre uno de los grandes héroes de acción del cine ochentero, John McLane. Como siempre, pasamos unas cuantas horas charlando (y despotricando) sobre temas que nos gustan. El trabajo duro queda para el editor (un saludo, Jairo).

El martes, comenzó la semana definitivamente: Huawei nos mostró sus resultados anuales, más que interesantes, y Samsung presentó por todo lo alto su nueva familia de Galaxy A.

Llegamos al miércoles. Mi podómetro echó humo ese día: presentación de una nueva y potente plataforma de libros on line, Nube de libros. Luego, Lenovo nos presentó sus novedades, especialmente dirigidas a empresas y educación (uno de los pilares de las tecnológicas que este año se consolida, sin duda). Y, para terminar, la presentación de un magnífico terminal, el Acer Liquid Jade S, del que en unas semanas tendremos más noticias.

El jueves, de nuevo, pase de prensa: “El Capitán Harlock”, el más molón de los piratas espaciales llega (por fin) a los cines españoles. Este es uno de esos casos en los que mi personalidad múltiple sale a relucir y mis “yoes” escriben varias críticas aquí, aquí y aquí.

La semana terminó con otro pase, la nueva versión de “Annie, una tierna historia, con forma de musical, que ha sido actualizada y creo que con buena fortuna. Se agradece el humor con que se la han tomado ellos mismos.

Encaminando el final de mes, tras una infructuosa entrevista de trabajo el lunes, el martes fue otro de esos días de contar kilómetros: comenzamos temprano con un desayuno para la prensa de la editorial Dibbuks: grandes planes para este año, el año Spirou.

Tras desayunar, y como buen hobbit que soy, seguí con cocina. Esta vez un taller de cocina infantil para hacer verdadera burguer cangreburguer, con el mismísimo Bob Esponja.

Después de tanta comida, tecnología: la presentación de Nueva Panda Security, algo en lo que tenía un interés personal y de lo que salí muy satisfecho al ver el buen trabajo  de una gran profesional que, además, disfruta con ello. Una gran experiencia que me enseñó mucho.

Y, tras la sobremesa (rápida porque en estas presentaciones se come poco y se hacen muchos contactos), tocaba cine: “Nightcrawler: a través de un sociópata se hace una dura crítica a la televisión actual que busca primordialmente la audiencia, a cualquier precio. Magnífico Gyllenhal y muy bien acompañado por un gran sabio de cine y cómics y mejor podcaster, el señor Arriola.

La semana avanzaba lentamente y llegó el miércoles. De nuevo volví al Centro de Innovación BBVA, esta vez para una magnifica lección de por dónde puede ir el futuro de las apis según Intelygentz.

El jueves de vuelta al cine, “No confíes en nadie”. Nicole Kidman padece una amnesia por la que cada día olvida todo. El título es una “demasiado alegre” traducción-spoiler.

Y este ha sido mi mes de enero, agitadito ¿verdad? Pues esto solo acaba de empezar. Para esta semana (y mes) que comienza ya tengo varios pases: “Kingsman”, “El destino de Júpiter”, “El gurú de las bodas”…, un webinar sobre redes sociales y cómo aprovecharlas para las próximas festividades (la labor del Community Manager nunca termina), la presentación del nuevo drone de Parrot (pronto hablaremos de Parrot más detenidamente)….

Como diría un conocido juguete: “¡Hasta el infinito y más allá!

Un comentario sobre “… Un mes agitado, pero no revuelto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: