El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Los más “veteranos” recordarán (gratamente) aquel viejo programa que veíamos de niños: “El show de los teleñecos” en España, “The Muppet Show” en su título original. Ahora Disney+ ha anunciado que el próximo mes de febrero nos traerán las cinco temporadas de este clásico de la televisión.

The Muppet Show ha sido una de las más reiteradas peticiones que los fans han hecho a Disney+ y que, por fin, vamos a poder disfrutar, ya que el programa nunca ha estado disponible en su totalidad desde que dejó de transmitirse.

Serán un total de cinco temporadas en las que la rana Gustavo (Kermit) y sus compañeros intentan llevar adelante un teatro invitando a un famoso a cada episodio y haciendo frente a las divertidas incompetencias de muchos de los componentes muppets de este espectáculo.

En cada episodio encontraremos, además de la intervención del personaje famoso semanal, canciones originales y gags. En total 120 episodios que se emitieron originalmente entre 1976 y 1981.

Los teleñecos: la gran creación de Jim Henson

Corría el año 1974 y Jim Henson, después del gran éxito obtenido con Sesame Street (Barrio Sésamo) buscaba nuevos desafíos. Este éxito era un arma de doble filo: por un lado hizo a Henson muy conocido en el mundo televisivo (el Smithsonian incluyó en su exposición unos muñecos de Bert y Ernie, aquí conocidos como Epi y Blas), pero por otro lado, el carácter infantil de Sesame Street le encasilló como creador de productos para los más pequeños. Por eso las cadenas de televisión a las que acudió pusieron todo tipo de excusas para producir su nueva idea.

Por fin, en 1974 Henson consiguió convencer a la cadena ABC para realizar un capítulo especial titulado “The Muppet Valentine Special”. Con este episodio único, Henson consiguió demostrar que los Muppets eran capaces de hacer muchas más cosas que los simpáticos muñecos de Barrio Sésamo. Además se presentó uno de los elementos estrella del próximo The Muppet Show, la estrella invitada que, en esta ocasión fue Mia Farrow.

Muppets - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Este episodio tuvo bastante repercusión y una buena acogida (los Muppets hicieron apariciones especiales en varias series y en programas como los de Julie Andrews o Cher). Por fin en marzo del año siguiente, 1975, se emitió en la NBC un especial titulado “The Muppet Show: Sex and Violence”. Este curioso título engañaba con respecto a su contenido pero, seguramente, Henson quería dejar clara la diferencia de enfoque de estas nuevas marionetas con las de Barrio Sésamo.

En este especial aparecían varios personajes que más tardes serían muy importantes: el cocinero sueco, el águila Sam, Crazy Harry, Rowlf, la banda Electric Mayhew con Animal a la batería y, sobre todo, los dos abuelos gruñones, Starler y Waldorf. La rana Gustavo (Kermit) también aparecía pero muy brevemente. También hizo su primera aparición aquí la cerdita Peggy en la parodia “El planeta de los cerdos”.

Sin embargo ninguna cadena estadounidense quería encargarse del nuevo show de Henson, ya que no veían claro que este nuevo espectáculo pudiera interesar a los espectadores adultos. Fue una compañía inglesa, la ITC, la que demostró interés por el nuevo programa y contactó con CBS para crear un pacto entre las dos: la ITC la produciría mientras que la emisión en EE.UU. correría a cargo de la CBS. La ITC se comprometió a producir una temporada, 24 episodios, que se grabarían en los estudios ATV en Inglaterra… Al final serían cinco temporadas las que trabajaron juntos.

Llega The Muppet Show (aquí está la historia de Los Teleñecos)

Comenzaron las preparaciones: guiones, ideas, etc. Una de las primeras decisiones que tomaron fue la de incluir una estrella invitada en cada episodio. La idea era beneficiosa para todos: para Jim Henson esto crearía una conexión entre los Muppets y los espectadores; para la ITC lo haría más fácil de promocionar; y por último, estos famosos serían un excelente gancho.

El primer problema con el que se encontraron era el de conseguir estrellas que aceptaran intervenir en un show de “muñecos”. Por fortuna conocían a los suficientes para completar la primera temporada. El programa, de media hora de duración, transcurría en un teatro que los Teleñecos habían alquilado y que era propiedad de J. P. Gross, quien obligó a la “troupe” a contratar a su sobrino Scooter (para desesperación de Gustavo).

Muppets Oscar - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Durante esa media hora los espectadores verían parodias, gags, números musicales, acrobacias… pero tal vez una de las partes más importantes, y graciosas, era lo que ocurría entre bambalinas, donde la rana Gustavo intentaba nerviosamente que todo saliera a la perfección, mientras aguantaba a todo tipo de teleñecos que le intentaban mostrar sus cualidades para actuar.

Muppets Bambalinas - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Este show teatral también contaba con público formado por Muppets. Entre ellos destacaban una pareja de ancianos gruñones que veían el espectáculo desde un palco, Statler y Waldorf (animados por Richard Hunt y Jim Henson respectivamente). Estos dos espectadores eran los más feroces críticos del programa: sarcásticos e irónicos, no había ningún número que les agradara. Incluso a veces sus sarcásticas bromas iban dirigidas a la estrella invitada.

Muppets palco - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Aunque desde el principio ya estarían prácticamente todos los personajes, a algunos no consiguieron darle una personalidad adecuada. Se crearon personajes típicos de cualquier teatro: Gustavo era el director del espectáculo; Statler y Waldorf eran el público que “troleaba” todas las actuaciones; Scooter era el que no tenía talento pero, al ser el sobrino del dueño del teatro, debían aguantarle… No podía faltar un cómico, y ese sería el oso Fozzie, un cómico sin gracia que no se daba cuenta totalmente de su falta de talento.

Sin embargo, poco a poco este personaje se ganó la simpatía del público, sobre todo debido a su incansable optimismo, su carácter afable y su inseguridad como cómico. Otro personaje muy importante fue El Gran Gonzo (así se hacía llamar al principio), el único teleñeco que no representaba ningún animal ni humano. Creado completamente por Jim Henson, a uno de los guionistas se le ocurrió que podría ser un escapista o alguien que en cada programa desafiaba el peligro… de la forma más desastrosa posible. Pero su personalidad comenzó a cambiar (y a crecer) cuando los marionetistas consiguieron crear un mecanismo que permitía abrir y cerrar los ojos de Gonzo. Esto hacía que pudiera expresar más que otros muñecos, y los guionistas lo aprovecharon.

Quiero destacar también a la banda musical del programa, los Electric Mayhew. Contratados para una actuación en el teatro de los Teleñecos, acabaron quedándose como fijos del show. Estaban liderados por el Dr. Teeth (interpretado por Henson), con el bajista Floyd Peppper, Janice con la guitarra eléctrica, el peculiar saxofonista Zoot y uno de mis personajes favoritos, el brutal e incontrolable batería llamado Animal (animado por Frank Oz), al que tenían que encadenar en muchas ocasiones.

Muppets Mayhew - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Un personaje curioso era el cocinero sueco, al que hacían falta dos marionetistas para animarle, lo que hacían Henson y Oz unidos. Parece ser que este personaje era una muestra perfecta de la maravillosa química que existía entre ellos (como ocurriera en los gags de Epi y Blas). También estaban el científico loco Bunsen Honeydew y su ayudante Beaker (pipeta), quien normalmente era la víctima de los experimentos del Dr. Bunsen. Andaba por allí también Crazy Harry, empeñado en poner bombas en el teatro, así como descargas eléctricas a los Muppets.

Otro personaje que al principio tenía bastante importancia era el cerdo Link Hogthrob, un vanidoso creído de sí mismo que aparecía en varias parodias como “Cerdada espacial” (Pigs in Space) donde surcaba el espacio al más puro estilo Star Trek en la nave Jamón Cósmico junto a, entre otros, la cerdita Peggy. Peggy era, por entonces, un personaje secundario en varias de estas parodias, como “Hospital veterinario”, donde se hacía una pantomima de las famosas series de médicos.

Muppets Gene Kelly - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Como el propio Jim Henson reconoció, esta primera temporada fue bastante irregular. Pero, a medida que la segunda temporada avanzaba, le fueron cogiendo el ritmo a los episodios, el ambiente de trabajo fue mejorando, con lo que todos trabajaban más y mejor (como se hacía patente en la calidad de los guiones) y fueron desarrollando la personalidad de algunos personajes, como Fozzie y Gonzo, que se ganaron la simpatía del público. Poco a poco los índices de audiencia fueron subiendo, lo que hizo que ya no fuera tan difícil encontrar artistas invitados para cada episodio. Esto marcó un punto álgido cuando nada menos que Rudolph Nureyev apareció en el Show. Tras él, todos los famosos del momento querían actuar junto a los Teleñecos: Steve Martin, Bob Hope, Zero Moste, Elthon John, Peter Sellers, John Cleese, Roger Moore, Gene Kelly y un larguísimo etcétera en el que incluimos a celebridades cinematográficas de la época como algunos de los protagonistas de La Guerra de las Galaxias. Los guionistas aprovechaban a las estrellas invitadas para ampliar el repertorio de los Teleñecos. Por ejemplo, cuando les visitó Vincent Price, parodiaron varias escenas clásicas de las películas de terror.

Muppets Star Wars - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Esta segunda temporada también fue el lanzamiento definitivo de un personaje que, hasta entonces, sólo había sido, como hemos dicho, un secundario: la señorita Peggy. Los guionistas, y el propio Frank Oz, comenzaron a ver el potencial de Peggy sobre todo a partir de un gag en el que, en vez de dar una bofetada a Gustavo, Frank decidió utilizar una patada giratoria de kárate que, a partir de entonces, se convertiría en una de las señas de identidad de esta cerdita.

También comenzó la (atormentada) historia de amor entre Peggy y Gustavo, además de los deseos de ella de ascender en su carrera artística a casi cualquier precio, su enorme ego y el glamour del que siempre hacía gala. Poco a poco la cerdita se fue convirtiendo en uno de los personajes más importantes del show. Incluso, Frank Oz diseñó un pasado para este personaje: nacida en un pequeño pueblecito, pronto se quedó sin padre y, al no llevarse demasiado bien con su madre, tuvo que ganarse la vida en concursos de belleza. Además, prácticamente acaparaba a las estrellas invitadas: con las mujeres competía en glamour y las veía como rivales, a los hombres intentaba seducirlos, casi comiéndoselos.

Muppets Elthon John - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

La imposibilidad de tener a ciertos personajes compartiendo escenario era porque estaban animados por el mismo marionetista. Por ejemplo, Jim Henson animaba, entre otros, a Rowlf o a Gustavo, por lo que era imposible que aparecieran juntos, como ocurría con Peggy y Fozzie, animados por Frank Oz. Esto hizo que algunos personajes aparecieran (y se desarrollaran) más que otros. Por eso, el éxito ascendente de Peggy hizo que Fozzie pasara a un segundo plano lo que, en mi opinión, le benefició, ya que el personaje del oso bonachón era mejor como secundario.

En la cuarta temporada el éxito era tal que “The Muppet Show” se convirtió en el programa emitido por más países del mundo, superando la centena. Y llegó la quinta temporada, en la que el programa era más popular que nunca. Pero Jim Henson decidió que tras 120 programas era hora de echar el telón y el show llegó a su fin en 1981.

El legado de Jim Henson

“The Muppet Show” (los teleñecos) era un espectáculo muy divertido y entretenido, pero no debemos olvidar la proeza técnica de sus marionetistas. Los muñecos hicieron casi de todo: conducir coches, disparar flechas, beber, nadar, saltar… Todo esto seguiría desarrollándose en el futuro con varios largometrajes y especiales de los Teleñecos (8 películas hasta ahora): en The Muppet Movie (1979) consiguieron mostrarnos a Gustavo montando en bicicleta, mientras que en la segunda película, The Great Muppet Caper (1981) fue toda la banda de muñecos los que aparecían montando, incluso haciendo piruetas, o un baile acuático al más puro estilo Esther Williams protagonizado (¡cómo no!) por Peggy.

Por otra parte, todos recordamos la creación de Yoda en El Imperio contrataca (1980), la película hecha con marionetas Cristal Oscuro (1982) de Jim Henson y Frank Oz, la magnífica Fragel Rock, la película Dentro del laberinto (1986) o la magnífica mini serie Cuentacuentos (The Storyteller), donde John Hurt nos contaba los cuentos a los espectadores… y a su perro (interpretado por Brian Henson), una maravilla de la tecnología que habían desarrollado hasta entonces.

El legado de Jim Henson sigue vivo, como demuestra que una gran cantidad de espectadores esté deseando que llegue The Muppet Show a nuestras televisiones de nuevo. Disney+ nos traerá las cinco temporadas a partir del próximo 19 de febrero. Mientras, y aunque no es lo mismo, disponemos en esta plataforma de varias de las películas y de una mini serie actual, “Más Muppets que nunca”. Los Teleñecos siguen vivos.

Muppets Fin - El show de los teleñecos vuelve a nuestros televisores de la mano de Disney+

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: